Bienvenidos a Sombras de Oster. En este blog os contaremos nuestras peripecias con los juegos de miniaturas, la escenografía y las miniaturas, una obsesión que une a dos hermanos a cual más Friki, que aun viviendo a 600 km el uno del otro encuentran momentos para echar una partidita de vez en cuando.

lunes, 22 de agosto de 2011

Aderezando las partidas

Una de mis obsesiones son esos pequeños detalles que hacen que una mesa de juego te transporte a otro lugar, desde una ciudad infecta  a una calle de gran lujo.
Lo importante es que no son meros elementos decorativos, sino que bien colocados pueden añadir mucho juego a una partida, llenado una calle de barriles puedes hacer que esos malditos Skavens corran de barrilete en barrilete para zafarse de los disparos.
Para llevar acabo las siguientes piezas utilicé, stirodur (¡que gran material!), pintura, masilla verde, césped ferroviario y madera de balsa.(Cada foto es una única pieza, vista desde diferentes ángulos.)







2 comentarios:

  1. Te doy toda la razon, tener una escenografia bien tratada, puede quitar protagonismo a las miniaturas y trasportarte a otro sitio con la imaginacion. Me han gustado mucho los barriles(Los hiciste con masilla?) y la fuente ya ni te cuento...increible! jajaja.

    ResponderEliminar
  2. Te explico, la base del barril, lo que es la madera es stirodur (trabajado con boli y luego pintado) y lo metálico es la parte que es de masilla.
    Gracias por los piropo.

    ResponderEliminar