Bienvenidos a Sombras de Oster. En este blog os contaremos nuestras peripecias con los juegos de miniaturas, la escenografía y las miniaturas, una obsesión que une a dos hermanos a cual más Friki, que aun viviendo a 600 km el uno del otro encuentran momentos para echar una partidita de vez en cuando.

sábado, 8 de febrero de 2014

Primera mini del año e historia viejuna



Aunque ya en Febrero, esta es la primera mini que acabo en el 2014, una vieja pieza de esas que te molan tanto que te resistes a pintar por miedo a que no te quede todo lo bien que se merece,: un termo guerrero de Confrontation. Y como ya me acerco peligrosamente a la cuarentena, me creo en el derecho de escribir una historia viejuna para rendirle su merecido homenaje a esta marca de miniaturas.

Allá por finales de los noventa, por diversas razones fuí abandonando gran parte del hobby hasta dejarlo en un estado podríamos decir "latente" durante unos cuantos años. Por un lado, mis quehaceres universitarios me separaron de mi grupo habitual de jugadores, por otro gastaba mucho esfuerzo en emborracharme e intentar ligar y por otro, me empezaron a aburrir tanto warhammer como el 40k, que por aquellas fechas iniciaban la "carrera de armamentos" que transformó estos juegos de pequeñas batallas en megaenfrentamientos con cientos de éuros sobre la mesa y en ese torbellino de codex que nacen y mueren con el único objetivo de venderte la orda de novedades mensuales.



Así que en ese periodo, como el rey bajo la montaña, me dediqué a comprar y pintar una o dos miniaturas por año máximo que me atrajesen visualmente en mis ocasionales visitas a alguna tienda especializada o al GW de princesa que en aquella época quedaba muy cerca de mi casa y preparar algún que otro diorama.




Pero de repente, un día, alla por el 2005 en aquella planta baja alargada llena de miniaturas a rebosar de la antigua Atlántica juegos me llamó la atención una, para mi novedosa, marca de miniaturas: Rackham que, en mi humilde opinión, revolucionaban el concepto de miniatura fantástica con aquel estilo tan de comic francés. Pero lo que más me alucinó y que devolvió la vida a mis pinceles latentes fué ojear el catálogo y descubrir ese estilo técnica de pintura que luego descubrí que tenía un nombrajo tan curioso como era MNM. No fui capaz de resistirme y pese a los creo que doce euros que costaba (y yo en mi vida había gastado el dinero en un catálogo de GW) se volvió conmigo para mi casa junto con alguna miniatura (la verdad que no recuerdo cuales, aunque es probable que dado mi gusto por los enanos este blister de termo guerreros estuviese en esa primera compra). Así, pasando una y otra vez aquellas páginas volvió a encenderse la llama del frikismo y en unos pocos días estaba haciendo mis pinitos en el metal no metal, me introduje en el universo de los juegos de escaramuzas como confrontation o warmachines, redescubrí ese gran juego que es Mordheim e incluso reconozco que tuve un pequeño periodo de reconciliación con warhammer fantasy y jugué algunas partidas a la sexta y al principio de la séptima edición.

Bueno, con esta historia viejuna y esta miniatura que he pintado con un esquema de colores clásico de los Enanos de Tir Na Bor y por supuesto usando el metal no metal dejo para la posteridad mi pequeño homenaje a esta marca tristemente extinta, que sacó a mis pinceles de un letargo del que podían no haber vuelto a salir nunca.

3 comentarios:

  1. Gran historia, algo parecida a la mia aunqeu sea algo mas joven, pero vivi la misma epoca que tu con diversion que nunca ha sido igualada. La miniatura es muy agradecida de pintar y te ha quedado bastante bien, sobretodo el tono marron de la armadura de cobre y el NMM del metal de la espada, pero con el verde te la has jugado un poco, a mi no me llama mucho esa tonalidad, pero esta bien porque le da mas variedad de color.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus comentarios como siempre. Seguiremos compartiendo otras batallitas de la edad de oro. Con respecto a la mini, la verdad que te doy la razon, el verde al final no contrasta como yo quería, sobre todo en las runas (las chapas de armadura si que me convencen); pero bueno lo que más me satisface como con todas las demás es verla porfíiiiiiiiiiiiiiin pintada, jeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, en conjunto luce mucho y es una miniatura super agradable y llamativa, por lo que con tanto colorido sale un poco de la estica grisacea de otras facciones como los Grifos de Akkylania por ejemplo que es armadura gris y no salen de ahi jaja.
      Mañana tenia previsto publicar una entrada que la tengo hecha desde hace mucho tiempo, sobre mis experiencias en los primeros años con Confrontation, la edad dorada y demas, leetela, seguro que te sientas identificado ;)

      Eliminar