Bienvenidos a Sombras de Oster. En este blog os contaremos nuestras peripecias con los juegos de miniaturas, la escenografía y las miniaturas, una obsesión que une a dos hermanos a cual más Friki, que aun viviendo a 600 km el uno del otro encuentran momentos para echar una partidita de vez en cuando.

lunes, 1 de diciembre de 2014

Pasarelas con molde




¡Pasarelas! que sería de Mordheim sin ese elemento. La jugabilidad que introducen en las partidas es tremenda, no solo para el disparo sino para multitud de estrategias. Cuando empecé a hacer moldes pensé en lo que realmente más iba a necesitar, tanto para partidas, como para tener elementos ya construidos a la hora de ponerme a generar escenografía. Y rápidamente una imagen llenó mi cabeza: pasarelas de madera (nunca son suficientes), la verdad es que tenía unas cuantas contruidas con madera de balsa y siempre me quejaba de que tendría que hacer más. La solución al problema se presentó ante mí y unas horas después surgió uno de los moldes más grande que he realizado para escenografía hasta la fecha.



La idea principal era que con el mismo molde pudiese tener dos tipos de pasarela, con poco trabajo posterior, por eso decidí añadirle esos clavos de madera que me serían fáciles de eliminar de las piezas resultantes tras el llenado del molde. Todas las réplicas salen por tanto con esos clavos como la pasarela que está situada en el centro de la foto de arriba y con unos pocos retoques se consigue la pasarela de la izquierda.



Así que ahora cuando necesito pasarelas no tengo ningún problema, saco el molde y a duplicar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario