Bienvenidos a Sombras de Oster. En este blog os contaremos nuestras peripecias con los juegos de miniaturas, la escenografía y las miniaturas, una obsesión que une a dos hermanos a cual más Friki, que aun viviendo a 600 km el uno del otro encuentran momentos para echar una partidita de vez en cuando.

domingo, 11 de octubre de 2015

Aenur, la Espada del Crepúsculo

En Noviembre de 1999, para promocionar la salida de la caja básica de un nuevo juego de Whorkshop, "Mordheim", la White Dwarf regalaba esta maravillosa miniatura de metal: Aenur, la espada del crepúsculo, e incluía dentro de sus páginas el primer número del Heraldo de Mordheim, basado en el suplemento inglés Town Cryer, para ponernos a todos los jugadores españoles la miel en los labios.

 Yo, en aquel momento, no tenía liquidez suficiente para pillarme la caja de juego de Mordheim, de lo que me he arrepentido mucho estos últimos años, así que me contenté con mi ejemplar de White Dwarf y su miniatura gratis. Como con el resto de las más preciadas joyas de mi colección, han tenido que pasar 15 años para que me decida a pintar esta miniatura.

 Aenur es una miniatura fantástica, lo más destacable es la originalidad de la pose y en especial el uso de la capa que, aunque no excesivamente dinámica (recordar estamos en 1999), ambienta a la perfección la atmósfera de nuestro juego de escaramuzas preferido, el peligro y la traición acechan tras cada esquina de la ciudad maldita.

Aunque mis fotos, como siempre, no hacen justicia al pintado, estoy muy contento con el resultado. Me costó mucho decidir la gama de colores, sobre todo el color de la capa. Al final me decidí por un turquesa muy azulado que conseguí mezclando turquesa y verde escorpena con un poco de azul glacial (Vallejo) y el forro con azul glaciar y lavados de ultramarine.

Al tratarse de Aenur, un elfo solitario y muy curtido por la vida, decidí ponerle un tono de piel bastante tostado, lo que además ayudaba a disimular unos defectillos de molde que tiene la parte derecha de la cara. La armadura va con un dorado que a mi me gusta mucho utilizar con base de amarillo camuflaje. Va montada sobre una base de Scibor que me pareció que le venía como anillo al dedo así que por primera vez he utilizado una peana de resina comercial en vez de darle a la masilla o tirar de los moldes de mi hermano. Eso es todo, como siempre espero que os guste y hasta la próxima.





6 comentarios:

  1. Esta miniatura es preciosa... ¡Ya me gustaría tenerla para representar un algún personaje especial!

    ResponderEliminar
  2. Si, gran mini, la verdad que la gama de Mordheim tiene grandes referencias, a mi me gustaría tenerlas casi todas: el ogro mercenario, los desechos, cuchillo johan... seguiremos soñando con una ganga en evil bay...

    ResponderEliminar
  3. Es una peazo miniatura. Ni idea que era de mordheim. La había visto como personaje en las tres facciones de elfos de warhammer, y siempre queda resultona.

    Buen trabajo con la capa. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la de versiones que hay de ella por internet, es que tiene mucha personalidad.

      Eliminar
  4. oh, pues yo tengo dos cuchillos johan, uno normal y el otro transformado, y el ogro mecenario, yo me quedé con las ganas de Nikodemus y del caballero que se parecía a Don Quijote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nikodemus y el caballero andante, otras dos grandes minis de Mordheim si señor, la pena es que el juego tuviera tan poco recorrido oficial y halla tan pocas referencias.

      Eliminar