Bienvenidos a Sombras de Oster. En este blog os contaremos nuestras peripecias con los juegos de miniaturas, la escenografía y las miniaturas, una obsesión que une a dos hermanos a cual más Friki, que aun viviendo a 600 km el uno del otro encuentran momentos para echar una partidita de vez en cuando.

domingo, 16 de diciembre de 2018

Chatarreros, sed testigos

Hoy os presento las primeras minis que he pintado de punkapocaliptyc a las puertas de la pequeña choza del páramo que sirve de refugio y cuartel general a esta joven banda de saqueadores.



Como recordareis los que seguís el blog (y sino aquí estoy para repetirme un poco), mi hermano y yo nos metimos en cuanto nos enteramos en el primer crowdfunding de Punka ya que nos apasiona la temática postapocaliptica y nos encanta apoyar proyectos locales, aunque algunos nos salgan rana..... ¿verdad 25 aniversario?...bueno, corramos un tupido velo. El caso es que estos amigos de Xixón lo estan haciendo muy bien y en este momento el juego creo que esta bastante asentado y con un amplio catalogo de bandas con las que disfrutar arrasando el páramo; y como ya comentamos en su momento es un juego rápido con reglas sencillas que funciona muy bien. El caso es que yo, con mi ritmo habitual, aún no me habia puesto a pintar mi banda de chatarreros; pero vino a verme mad max en sueños y me dijo que si no ponía en la cola de pintura esas miniaturas iba a venir a volarme las pelotas con su recortada, lo que me incentivó lo suficiente como para pintarme tres casi del tirón.


El primero de la banda es este dinamo con chasqueadora que es una de las minis que mas me molan de los chatarreros, sobretodo conceptualmente: me encanta la idea de un tipo envuelto en un traje aislante soltando descargas de electricidad incontroladas a diestro y siniestro aun a costa de salir volando el mismo por los aires.


A continuación, este piston con filo pesado y pistola que probablemente, gracias a su seriedad y mayor experiencia, acabe siendo el jefe de la banda, aunque ya se sabe....en el páramo un dia estás arriba y al siguiente.....



Y por último, la sonda, el miembro más joven de la banda, pero a su vez, el más sanguinario; yo nunca le daría la espalda a este canijo.

Bueno, como conclusión, las minis de esta compañía son una delicia de pintar, super detalladas y muy bien ambientadas, muy recomendables si te gusta la temática aunque no vayas a jugar. La única pega que les pongo es que en su mayoría tienen un montón de piezas pequeñas que ensamblar y por culpa de la escala es difícil meterles pernos por lo que son minis que hay que tratar con cuidado en el campo de batalla (solamente en el proceso de pintado, he tenido que pegar cuatro o cinco veces el cable del arma del dinamo). En esto se nota la vieja escuela, cada vez me gusta menos pintar minis de piecitas (te odio malifaux!!!!!!!!), si me dan a elegir, prefiero una buena monopose, compacta, pesada, resistente...

2 comentarios: