Bienvenidos a Sombras de Oster. En este blog os contaremos nuestras peripecias con los juegos de miniaturas, la escenografía y las miniaturas, una obsesión que une a dos hermanos a cual más Friki, que aun viviendo a 600 km el uno del otro encuentran momentos para echar una partidita de vez en cuando.

jueves, 15 de marzo de 2018

Tumbas!!! que entre el clerigo!!!

Continuando con materiales dungeoneros os presento algunas de las últimas minipiezas de escenografia que he preparado para mis partidas del resurgir del dragón. Me encanta hacer microescenografia ya que son proyectos que siempre acabo, jeje, y a su vez dan prácticamente tanto ambiente como las piezas mas grandes. 




En todo dúngeon que se precie vamos a encontrar unas buenas tumbas o sarcófagos, habitat predilecto de esqueletos, espectros, wights y demas muertos vivientes que pululan por el submundo. La construcción es muy sencilla, preparé una pieza rectangular de poliestireno para la parte central que recorté con ayuda del cutter para darle la forma de la base y el remate de las aristas. Luego, recorte dos piezas finas de tamaño decreciente para construir la tapa de la tumba y finalmente con un palillo realizé las decoraciones y las grietas para darle un aspecto envejecido. El pintado pues imprimación negra, capa base gris plata, enguarrinado con una mezcla de negro y verde y subidas con gris plata y blanco.






Mientras estaba recortando porex para las tumbas de repente me vino otra idea a la cabeza, "pues con un trozo más grande me monto un altar en un pliqui" y pensado y hecho, rapidamente me recorte otros dos trozos de sagrado poliestireno, me cogí unos bits esqueleticos y ya que estaba me hice un altar demoniaco.



Pues nada como siempre espero que os gusten. En proximas entregas os enseñaré otras microescenografias que hice en esa misma tanda pero que aun no he fotografiado.



No hay comentarios:

Publicar un comentario