Bienvenidos a Sombras de Oster. En este blog os contaremos nuestras peripecias con los juegos de miniaturas, la escenografía y las miniaturas, una obsesión que une a dos hermanos a cual más Friki, que aun viviendo a 600 km el uno del otro encuentran momentos para echar una partidita de vez en cuando.

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Una tarde en Puentechatarra

El otro día, aprovechando que vivo relativamente cerca de gijón, quedé con Isra y Marcos, los creadores de Punkapocaliptic para recibir mi pledge del crowfunding de Chatarreros (y el de mi hermano, que por supuesto también ha picado en este juego de escaramuzas postapocalíptico) y de paso tener la gran suerte de aprender a jugar al juego de manos de los creadores, que no todos los días se tiene una oportunidad de este tipo. Así que pasamos una tarde muy amena entre mutantes radiactivos, mucha sangre, risas y charla freaki en general. Todo lo que se puede esperar de una buena jornada de hobby.




Lo primero que hicieron los Badrolleros fue ponerme los dientes largos con todas las novedades que tenían. Desde la finalización del crowdfunding han ampliado su gama de miniaturas con una serie de resina fabricada por Rn,  plastcraft ha desarrollado diversas piezas de escenografía pensadas para el juego (en las fotos de la partida, aunque tienen una calidad pésima ya que las saqué con el móvil, si os fijais bien podeis ver algunas de estas novedades, incluso alguna primicia como los marcadores o tokens de plastico que aun no han sacado al mercado)... Tienen hasta un coche a lo mad max creado por Surus (otra pequeña empresa española). La verdad es que en poco tiempo han montado un catálogo muy diverso para el juego. Con respecto a lo más interesante, que son las miniaturas nuevas de resina, comentaros que aunque los renders no me habían gustado nada cuando los vi en su web, las figuras en mano son una maravilla y de una calidad de detalle y material impresionante (ya he puesto algunas en mi cola de deseos).



Otra cosa que me gustó mucho fueron las figuras pintadas para el encarte oficial que ahora no recuerdo el estudio que se las ha pintado pero me encantaron, que envidia... Despues de secarme todas las babas llegó el momento de probar el susodicho juego y nos pusimos a preparar la partida. Jugamos Isra contra un servidor en una contienda a 500 puntos: Mutardos contra Pandilleros con unas bandas ya preparadas. A mi me tocaron pandilleros, con una gran potencia de fuego (2 arcos, una pistola, un rifle y una escopeta) y los mutardos contaban con la temible bestia del pozo y un gran monton de mutantes de todas las formas y colores, includos dos grupos de 5 pochos y un par de perromorfos, vamos un montonazo abrumador de figuritas. El escenario elegido fue el de los martinejos, en el que el objetivo es recoger unos bichejos mezcla de conejos y piñata explosiva.


Con respecto al sistema de juego decir que se coge en un momento, es bastante sencillo, sin tablas, basicamente se utilizan tiradas enfrentadas entre los dos jugadores de 1D10 al que se le suman distintos bonificadores por ambas partes dependiendo de la acción a realizar. Durante el turno, las miniaturas van alternando su activación dependiendo de su iniciativa así que ambos jugadores están haciendo cosas durante todo el turno. Yo en un par de turnos ya le tenía cogido el tranquillo aunque a veces me liase con algún modificador. Una cosa que me gustó mucho es que aunque es sencillo ciertas reglas permiten un componente narrativo muy interesante como la habilidad de técnica que permite interactuar con elementos del escenario (activando mecanismos por ejemplo), o el uso de las balas de las que tu enemigo no sabe el número que tienes...


Otro punto bueno a mi parecer es lo sangriento del combate, es muy fácil morir (podeis comprobarlo por la cantidad de contadores de cadaver que tuvimos que colocar sobre el tablero) y aunque hay personajes muy brutos, con un buen golpe o un buen tiro caen como cualquiera, como la vida misma. El sistema me parece un poco azaroso pero para un juego de este estilo lo considero un punto a favor, un poco de suerte en las tiradas y el destino de la partida puede cambiar drásticamente, nunca des nada por sentado en el páramo, las balas te explotan en la culata, tu bestia del pozo cae con un tiro a quemarropa de escopeta...


 La partida rápida, en una hora y pico estábamos lamiéndonos las heridas y comentando la jugada. Decir que perdí pero por poco y el final no se decidió hasta el último turno, con victoria 4 a 3 de los mutardos, consiguieron el mismo número de gallipatos que yo pero uno de los suyos valía doble, la proxima vez será.



Como conclusión, un juego rápido de aprender (y por consiguiente de enseñar a nuevos jugadores), dinámico, sangriento, con partidas cortas (te puedes echar dos o tres en una tarde), interesante ambientación con trasfondo muy desarrollable y un poco de locura. Tened por supuesto que repetiré y a vosotros os recomiendo probarlo, que además tenéis el manual para descarga gratuita en la web de Bad Roll Games.




Con respecto a los planes de futuro para el juego, los amigos de Bad Roll Games me comentaron que en el futuro inmediato algunas de sus prioridades eran centrarse en las bandas existentes aumentando el catálogo de miniaturas, incluidos los Hijos de la sangre negra y fomentar la creación de comunidad; aunque cuando les pregunté por un modo campaña, que en mi opinión el juego pide a gritos, me dijeron que ya lo habían pensado y que con el tiempo...

Nada más me queda que decir que dar las gracias a Isra y a Marcos por una tarde muy divertida y desearles lo mejor en su andadura con punkapocaliptic.



domingo, 11 de octubre de 2015

Aenur, la Espada del Crepúsculo

En Noviembre de 1999, para promocionar la salida de la caja básica de un nuevo juego de Whorkshop, "Mordheim", la White Dwarf regalaba esta maravillosa miniatura de metal: Aenur, la espada del crepúsculo, e incluía dentro de sus páginas el primer número del Heraldo de Mordheim, basado en el suplemento inglés Town Cryer, para ponernos a todos los jugadores españoles la miel en los labios.

 Yo, en aquel momento, no tenía liquidez suficiente para pillarme la caja de juego de Mordheim, de lo que me he arrepentido mucho estos últimos años, así que me contenté con mi ejemplar de White Dwarf y su miniatura gratis. Como con el resto de las más preciadas joyas de mi colección, han tenido que pasar 15 años para que me decida a pintar esta miniatura.

 Aenur es una miniatura fantástica, lo más destacable es la originalidad de la pose y en especial el uso de la capa que, aunque no excesivamente dinámica (recordar estamos en 1999), ambienta a la perfección la atmósfera de nuestro juego de escaramuzas preferido, el peligro y la traición acechan tras cada esquina de la ciudad maldita.

Aunque mis fotos, como siempre, no hacen justicia al pintado, estoy muy contento con el resultado. Me costó mucho decidir la gama de colores, sobre todo el color de la capa. Al final me decidí por un turquesa muy azulado que conseguí mezclando turquesa y verde escorpena con un poco de azul glacial (Vallejo) y el forro con azul glaciar y lavados de ultramarine.

Al tratarse de Aenur, un elfo solitario y muy curtido por la vida, decidí ponerle un tono de piel bastante tostado, lo que además ayudaba a disimular unos defectillos de molde que tiene la parte derecha de la cara. La armadura va con un dorado que a mi me gusta mucho utilizar con base de amarillo camuflaje. Va montada sobre una base de Scibor que me pareció que le venía como anillo al dedo así que por primera vez he utilizado una peana de resina comercial en vez de darle a la masilla o tirar de los moldes de mi hermano. Eso es todo, como siempre espero que os guste y hasta la próxima.





domingo, 5 de julio de 2015

Matador pirata

Aunque he jugado varias veces con buscadores de tesoros, siempre había utilizado minis de enanos que ya tenía pintadas (o como suele hacer notar mi hermano, la mitad sin pintar como en todas mis bandas); así que si tenía pocos proyectos a medias, empiezo con otra banda de enanos. Como últimamente le estoy metiendo al oldhammer, la idea es que sean todas minis con solera  y aquí os presento la primera:



Nuestro colega de la antorcha es un gran mercenario de renombre. Hace tiempo perteneció a los piratas matadores de Drong el Largo; pero ahora ha decidido asentarse en Mordheim, cansado de grandes batallas. Esta mini es el portaestandarte de la unidad, de la que solo tengo éste que me regaló mi hermano hace algún tiempo. Desde que la vi me encantó y rápidamente lo visualicé con una antorcha atravesando oscuras catacumbas, con lo que con un poco de masilla y el cuter, le transformé el porta en antorcha.


Con respecto a la pintura, para acentuar el efecto de la antorcha he intentado meterle unos toques de iluminación focal, saturando con lavados de amarillo las zonas iluminadas y lavados de purpuras y marrones para las zonas oscuras.



Con respecto a la peana, no os asusteis amigos, no he decidido meterme en la moda del fin de los tiempos y la era de Sigmar, es que  llevo mucho tiempo con el gran dilema de si peana cuadrada o peana redonda, ya que creo que las redondas ayudan más a generar ambientación para la mini (redondean la escena), que las cuadradas. Además, quedan mucho mejor en dungeons y dungeon crawlers, así que las minis que pinte para Mordheim quedarán muy bien también cuando las use en D&D y otros juegos de escaramuzas (y viceversa) donde ya utilizo peana redonda; por lo que a partir de ahora, vais a ver más minis de Mordheim con este tipo de base.

martes, 30 de junio de 2015

Tercer módulo de 35 x 35 cm. Mesa de juego



No puede haber ciudad sin un camposanto. Aquí os presento mi primera idea para un cementerio porque tengo varias, este es pequeño y solo ocupa un módulo pero en un futuro quiero hacer uno de mayor envergadura que ocupe varias piezas de 35x35 cm para poder incluir alguna cripta y pequeños mausoleos. En esta ocasión quería representar una pequeña capilla como de barrio con su camposanto aledaño. Para las tumbas he usado la matriz de tumbas de la empresa Renedra que tienen una calidad genial, por fin después de varios años metidas en un cajón ven la luz y como me han sobrado un montón volverán a verse en futuros proyectos, no suelo comprar casi nada de escenografía porque me gusta hacerla pero hay algunos productos que tienen un precio realmente bueno y quedan muy bien. Como podéis observar he usado para el suelo de la entrada de la capilla unas formas de calzada completamente distintas que intentan resaltar la antigüedad del templo como si en un tiempo lejano el suelo de la ciudad hubiese tenido otra calzada mucho más irregular.
El árbol es un trozo de rama que encontré en uno de mis paseos en busca de materiales por el campo, la tallé un poco para llegar a ese acabado y posteriormente la pinté porque creo que si dejas las ramas al natural desentonan con el resto de la escenografía. Esta pieza tiene varios detalles que quiero destacar porque le aportan mucha vida al proyecto que son el cuervo del árbol, las vidrieras sobretodo las que muestran Santos, el camino de barro del cementerio y las enredaderas.
Las vidrieras están pintadas sobre papel cebolla y tienen un acetato por delante para generar los brillos que tendría el cristal, en las fotos no se ve muy bien el efecto, creo que tendría que haber añadido una luz por detrás para que se notase más que son ligeramente transparentes, normalmente la luz se cuela por las ventanas y parecen muy reales pero al hacer las fotos como la mayoría de luz era casi frontal no se aprecia mucho. La puerta de la capilla es de palos de helado, plasticard y masilla verde, creo que ha quedado mucho mejor que las pruebas con extrusado del módulo anterior. La verdad es que cada vez texturizo más todos los elementos consiguiendo así sacar muchas variantes diferentes usando el mismo material. 










sábado, 20 de junio de 2015

Segundo módulo de 35x 35 cm. Mesa de juego


 
Os traigo el segundo módulo de 35x 35 cm mucho más fantástico que su antecesor.
En esta entrada voy a comentar una serie de detalles comunes que os vais a encontrar a lo largo de este proyecto de mesa de juego. Uno de los problemas de dividir la mesa de juego en 16 módulos es que multiplicas las uniones, por lo que estas deben de intentar pasar todavía mas desapercibidas, por eso los adoquines de casi todos los módulos van a llevar esta configuración que tras darle vueltas y más vueltas creo que es una buena solución ya que al poner una pieza de terreno junto a otra ópticamente parece que el terreno continúa; gracias a que las juntas respetan las líneas verticales y horizontales de los exteriores de la pieza.
Me he dado cuenta gracias a las piezas de escenografía que mi hermano realizó para la entrada de "exteriores", que se pueden utilizar piedras para resaltar el carácter fantástico y que solo hay que incluirlas con formas poco naturales. Por lo que en mi nueva ciudad van ha abundar e incluso a alguna le he añadido unas pequeñas runas que le otorgan una apariencia entre mágica o ancestral.
Otra de mis premisas para la mesa era incluir mucha vida natural, osea mucho musgo, hierbas, árboles, etc... creo que le dan una apariencia realista que realza el conjunto.
En prácticamente casi todos los módulos que tengo en mente voy ha incluir diferentes alturas de juego ya que favorecen mucho el juego ya sea Mordheim o cualquier juego de escaramuzas (Skirmish games).
Por ahora y en los próximos módulos no voy ha incluir jugabilidad en el interior de las casas por una sencilla razón tras muchas partidas he llegado a la conclusión de que suele ser mejor representar los interiores en un tablero a parte. Cuando construyes interiores las casas suelen aumentar casi hasta el doble de tamaño para generar un buen espacio de juego e incluso a veces se dan situaciones como que hay miniaturas tanto en el interior como en el tejado convirtiendo la situación en un caos que acaba por alargar la partida. Esta decisión también me permite reducir el espacio que ocupan de las casas y modificar la escala para que pueda incluir varias dentro de un solo módulo.



Y ahora vamos a centrarnos en la nueva pieza que os presento. Para no repetir los materiales que he utilizado podéis ver la entrada anterior y son prácticamente los mismos, solo tengo que puntualizar que para realizar la puerta intenté desarrollarla totalmente con extrusado y no estoy muy satisfecho con el resultado final.
De lo que si estoy muy satisfecho es de la composición y las posibilidades que las piedras generan para diferentes estrategias. Para el corte del extrusado tanto de la casa como de las piedras he utilizado una cortadora de poliexpan casera muy parecida a la que mi hermano mostró en la entrada “Winter is coming”.
Que os puedo decir, cada vez tenemos mejores herramientas y eso la verdad es que se nota en el resultado final y sobre todo en los tiempos de trabajo.
Para disimular las uniones del extrusado en las piedras he tapado las piezas con masilla para madera algo diluida que le generan imperfecciones muy naturales y las piedrecillas que hay en la base de las piedras grandes las he fabricado con trocitos de corcho.
La verdad es que me ha sorprendido lo bien que se trabaja y como quedan los palos de helado que utilizo para representar la madera y sobre todo lo barato que son comparándolos con la madera de balsa que utilizaba hasta ahora.









sábado, 13 de junio de 2015

MESA DE JUEGO NUEVA. Primer Modulo de 35x35 cm

 
Creo que el terreno de juego es una parte fundamental para una buena partida, porque no solo es que las minis queden más bonitas a la hora de jugar sino que aporta una experiencia de juego superior, gracias a la cantidad de nuevas situaciones que la propia mesa te presenta; desde muros para cobertura a posibles situaciones ventajosas solo por estar mejor situado que tu contrario. Estoy convencido que una mesa bien dispuesta te lleva a entrar en la partida más rápido y te hace sumergirte en la atmósfera del juego, provocando que tengas que modificar tu estrategia adaptándola no solo a tu enemigo sino a las piezas de escenografía dispuestas sobre el tapete.

En mi obsesión modular he conseguido tener un gran número de edificios, elementos de escenografía diferente (fuentes, cofres, arbustos, muros, etc...) y varios tipos de suelos, lo que hace que montar la mesa para una partida sea algo lento a veces y como casi todas las piezas son elementos individuales en ocasiones pueden verse desplazados de su lugar inicial, por poner un ejemplo: algunas pasarelas no siempre encajan a la perfección y el mínimo golpe al dejar el manual ha provocado el salto al vacío de más de una miniatura.
Tras darle más y más vueltas al problema de los tiempos de montaje de una mesa de juego con muchos elementos (que es como me gusta jugar a mí), he llegado a una solución muy práctica para el montaje y que me permite además incorporar muchos más detalles a la escenografía.
Mi solución ha sido incorporar al terreno (suelo) tanto los edificios como todos esos pequeños detalles como barriles, arboles, piedras, etc... y así reducir el proceso de montaje de una partida.
Mi mesa de juego ocupa un espacio de 140 x 140 cm y he dividido ese espacio en 16 Tiles (módulos) 3D de 35x35 cm y me he puesto a fabricar un nuevo terreno de juego.
Aparte de mejorar los tiempos esta nueva propuesta me permite hacer que todos los elementos queden mejor incorporados y que al final parezca que estamos jugando en medio de un diorama.


En esta ocasión os traigo el primer módulo de 35x35 cm que representa muy bien todas las ideas que me rondan por la cabeza para este nuevo proyecto, como son añadir muchas alturas de juego,más detalles a la escenografía y sobre todo un aspecto mucho más fantástico. Los materiales con los que he trabajado a grandes rasgos son: cartón pluma para el suelo, extrusado y cartón pluma para las casas; palos de helado y madera de balsa para la madera de las pasarelas y la que recubre a una de las casas; cartón para las tejas; extrusado, palos de helado, plasticard y masilla verde para las puertas; musgo artificial, serrín verde y césped electrostático para las enredaderas y todos los detalles de musgo y hierba. He incluido algún detalle prefabricado como la rueda y el barril que he sacado de los moldes que ya enseñé en el blog. Para darle más robustez al conjunto lo he pegado sobre una base de DM de 3mm de 34,5 x 34,5 cm para no tener problemas al unir un módulo con otro. También lo he pintado con colores vistosos y le he dado color a las tejas para resaltar ese aspecto fantástico que andaba buscando.












En próximas entradas os iré mostrando más modulos y cuando tenga los 16 primeros  un especial del tablero completo. Gracias a todos por seguirnos aunque tardemos en postear.


miércoles, 20 de mayo de 2015

Informe de batalla, Ataque sorpresa

¿Dices que has visto a esas apestosas ratas cerca del viejo palacio?, pues es hora de que El Dios Rojo reciba litros de sangre de roedor!!!!!! El viejo Mahou aleccionó a sus bestiales secuaces y con sus hachas bien afiladas se encaminaron sigilosos hacia las ruinas del palacio condal, tenían muchas ganas de ajustarles las cuentas a los skavens desde su primer encuentro, en el que habían sido humillados por esos pequeños animales peludos; lo que no se imaginaban era que esas malditas ratas les iban a volver a hacer morder el polvo.

Pues si, tras mucho tiempo sin sacar uno, os presentamos este informe de batalla entre Skavens e incursores Hombres Bestia. Esta era la segunda partida que jugábamos con estas dos bandas y ciertamente en la primera, las ratas de mi hermano me habían metido una paliza memorable y yo esperaba devolversela pero la cosa me volvió a fallar. Como el día de la contienda se nos hizo muy tarde y empezamos a jugar cerca de la media noche, elegimos una partida sin complicaciones: ataque sorpresa, sin eventos aleatorios (con lo mucho que nos gustan) ni climatología.



En el lado oeste del tablero aparecieron los hombres bestia, la Estirpe de Mahou, con un contingente de 3 gors, 3 ungors, un centigor, un chamán (disfrazado de Bestigor, que aun no tengo mini para él) y el jefe. Por su parte, los ratmen, conocidos como La Muerte Roja, desplegados como defensores (dispersos en el centro del tablero), contaban con 2 ratas gigantes, un skaven negro, un brujo, una alimaña, el lider y a "Tragón", una temible rata ogro.



En el primer turno, los hombres bestia inician su ataque corriendo y gritando hacia el enemigo. La velocidad del centigor le permite cargar a un incauto skaven que andaba atareado buscando cosas brillantes en el patio del palacio. Sus compañeros, alertados por los agudos chillidos de su hermano de armas, se reagrupan en el centro del tablero analizando la amenaza que se les viene encima.


En el segundo turno, la cosa se pone dura. Por una parte, los ungors apoyados por el chaman intentan cargar a la imponente rata ogro; pero uno de ellos se queda corto y otro, paralizado por el miedo, se queda atras intentando recomponerse así que tan solo queda un temerario ungor enfrentándose en solitario a la mole mutante. Mientras tanto, Mahou, el lider de la manada a acudido a rematar al skaven que habia sido derribado por los poderosos cascos del centigor. Esa mañana el sol parecia brillar para los hombres bestia; pero las cosas estaban a punto de cambiar...


En el tercer turno, aparecen los refuerzos skaven, un skaven negro con sus letales garras de combate, se desliza por detras de las tropas enemigas, como solo estos asesinos de élite saben hacerlo. En el centro del tablero los combates se recrudecen, mientras un par de ratas gigantes atacan a los gors; la rata ogro va deshaciéndose de enemigos sin moverse del sitio. Los lideres de ambas bandas se posicionan en la retaguardia, mientras dejan a los secuaces darse de leches.




En el cuarto turno, la cosa se empieza a poner muy malita para las bestias con gran ayuda de la rata cornuda, todo hay que decirlo, que no dejaba de regalar críticos a mi hermano. Mientras nuestro temeroso ungor sigue paralizado por los nervios, su compañero cae derribado bajo los puños de Tragón, que sigue imparable. El chaman intenta herir a la rata ogro con el hechizo "palabra de dolor"; pero que si quieres arroz catalina, nada le afecta a ese bicho. Al otro lado de la pelea las cosas tampoco le va bien a las bestias, donde uno de los gors es eliminado por las ratas gigantes que han recibido la ayuda del skaven negro.



 Quinto turno, la masacre ya es evidente, aunque el centigor se ha unido al combate contra la gigantesca bestia, no es capaz de salvar la vida de su compañero. Las ratas gigantes, frente a todo pronóstico siguen conteniendo a los gors y derriban a otro.




El sexto turno, lo único que hace es aumentar el número de bajas de los hombres bestia que pierden al gor derribado y a su hombre fuerte, el centigor que cae bajo los manotazos de la rata ogro que sigue sin sufrir ni una herida. con el inicio del turno siete a los hombres bestia solo les queda una opción, huir a lamerse las heridas a su cubil, otra vez será, malditos roedores.



Los skaven rien mientras registran el patio del ruinoso palacete en busca de una merecida recompensa. La Muerte Roja ha vuelto a hacer honor a su nombre.